martes, 22 de noviembre de 2011

Las Cinco Vasijas en una Casa Profetica

(DHH) 2Ti 2:20 En una casa grande, no solamente hay objetos de oro y de plata, sino también de madera y de barro; unos son para usos especiales y otros para uso común.
Los hijos de Dios somos representados como vasijas en las manos del alfarero. El alfarero es una
representación de Dios, quien nos hizo para ser perfectos, vea (Filipenses 1:6). Durante el proceso
de perfeccionamiento somos moldeados, quebrantados, desechos y vueltos a formar. La finalidad del
alfarero es que seamos vasijas de honra, útiles a Él y a nuestros semejantes, ver (Jeremías. 18:4-6).
Contrariamente, también son formadas algunas vasijas para deshonra, estas representan a los hijos de
perdición. Estas vasijas serán, quebradas y no habrá para ellas restauración, vea (Jeremías. 19:11).

Cuando el Alfarero termina de fabricar sus vasijas, las usa para lo que fueron diseñadas. Es por ello
que en la palabra de Dios, encontramos vasijas utilizadas para contener, diferentes líquidos,
alimentos, sustancias etc. Esto nos enseña, que a medida que Dios nos perfecciona; nos asigna
diferentes tareas para ser portadores de diferentes elementos, que nos darán bendición y bendecirán a
otros, véase (2 Timoteo 2:21). Por esa razón, entendamos que como vasijas debemos anhelar las
siguientes llenuras:

1. VASIJA LLENA DE MANÁ.
LBA Éxodo 16:33 Entonces dijo Moisés a Aarón: Toma una vasija y pon en ella un gomer lleno de maná, y
colócalo delante del SEÑOR a fin de guardarlo para vuestras generaciones.
El Señor le ordenó a Moisés y a Aarón tomar una vasija y poner dentro de ella una medida de Maná.
Nosotros, para ser vasijas de honra debemos anhelar ser llenos de Maná. Decimos esto, porque la
Palabra de Dios compara el Maná con el Señor Jesús, quien es Él pan vivo que descendió del cielo.
Indicándonos, que debemos proponernos, ser llenos de la presencia de Dios para vivir y para ejecutar
cualquier tarea. Aunque el maná tiene distintas representaciones, veamos algunas de sus
características.
a. Es un Nutriente para vivir.
LBA Deuteronomio 8:3 Y te humilló, y te dejó tener hambre, y te alimentó con el maná que no conocías, ni tus padres habían conocido, para hacerte entender que el hombre no sólo vive de pan, sino que vive de todo loque procede de la boca del SEÑOR.
En el Antiguo Testamento el maná era utilizado por el pueblo de Israel como un alimento para
subsistir. En el Nuevo testamento la provisión del cielo es él Señor Jesús, quien descendió a la
tierra y se ofreció como alimento espiritual para salvación de nuestras almas, ver (Juan 6:31-35)
b. Nos proporciona vida eterna.
LBA Juan 6:58 Éste es el pan que descendió del cielo; no como el que vuestros padres comieron, y murieron; el que come este pan vivirá para siempre.
Los israelitas buscaban y recogían su porción de Maná cada mañana. Nosotros, como vasijas,
debemos anhelar al comienzo de cada día buscar y encontrar a Cristo, para mantenernos
espiritualmente fuertes en nuestra peregrinación sobre la tierra. La Palabra nos enseña que aun
en la eternidad, seremos suplidos con el maná escondido, ver (Apocalipsis. 2:17).

2. VASIJA LLENA DE VINO.
LBA 1 Samuel 1:24 Después de haberlo destetado, lo llevó consigo, con un novillo de tres años, un efa de harina y
un odre de vino, y lo trajo a la casa del SEÑOR en Silo, aunque el niño era pequeño.
Entre los usos que se les daba a las vasijas de vino, podemos mencionar el siguiente: se utilizaba
como ofrenda para la casa de Dios. Nosotros como vasijas llenas de vino, debemos ofrendarnos a
Dios, para que el nos utilice de la mejor manera. Veamos el proceso de la obtención del vino, sus
propiedades y lo que nos enseña:
a. El vino se obtenía pisando las uvas, mientras se cantaban canciones.
SRV Isaías 16:10 Quitado es el gozo y la alegría del campo fértil; en las viñas no cantarán, ni se regocijarán;
no pisará vino en los lagares el pisador: la canción he hecho cesar.
Las uvas recogidas eran echadas en un lagar tallado sobre una piedra profunda, vea (Isaías 5:2) y
posteriormente el preciado liquido era guardado en vasijas de barro, vea (Job 32:17-19). Los
hombres que pisaban las uvas eran llamados lagareros (Nehemías 13:15). Ellos entonaban
canciones mientras machacaban las uvas y obtenían el vino, ver (Jeremías 25:30).
Esta es una de las razones por las que decimos que el vino es representativo del gozo. Nuestros
odres deben ser llenos de gozo, con el que debemos servir a Dios en cualquier tiempo; cuando
todo nos va bien y en medio de los tratos y situaciones difíciles que lleguen a nuestra vida, vea (2
Corintios 7:4; 8:2-3).
b. El vino se trasladaba de vasija en vasija.
LBA Jeremías 48:11 Reposado ha estado Moab desde su juventud, ha estado tranquilo sobre su sedimento; no
ha sido vaciado de vasija en vasija, ni ha ido al destierro; por eso retiene su sabor, y su aroma no ha
cambiado.
Cuando la fermentación alcanzaba al grado deseado, el vino era pasado a otros recipientes. Esto
nos enseña, que el gozo de nuestra salvación lo debemos compartir con nuestros hermanos,
bendiciéndolos y aconsejándolos, basados en las experiencias difíciles que hemos atravesado y
la manera de como Dios en su misericordia nos ha dado la victoria, vea (Filipenses. 2:17-18).
Nuestro vino es compartido con otros, cuando nos gozamos en algunas tribulaciones que se
manifiestan por causa del servicio a Dios, como por ejemplo, el Apóstol Pablo, se gozaba en los
padecimientos que experimentaba por causa de su amor por la iglesia, vea (Colosenses 1:24).
c. El vino tiene propiedades medicinales.
Lucas 10:33-34 Pero cierto samaritano, que iba de viaje, llegó a donde él estaba; y cuando lo vio, tuvo
compasión, y acercándose, le vendó sus heridas, derramando aceite y vino sobre ellas; y poniéndolo sobre
su propia cabalgadura, lo llevó a un mesón y lo cuidó.
Entre los usos del vino, esta; el ritual, el medicinal y domestico. Veamos el medicinal: en la
antigüedad, se hervía el mosto para transformarlo en jarabe, además la fermentación del vino
producía alcohol que tiene efectos antisépticos. El Buen Samaritano utilizó vino para limpiar las
heridas de su prójimo. Un Creyente que se goza en su salvación, posee vino para ayudar a que
sus hermanos sean sanos y limpios de la inmundicia que produce el pecado, vea (Salmo 51:12-
13).

3. VASIJA LLENA DE MIEL.
LBA 1 Reyes 14:3 Toma en tus manos diez panes, tortas y un jarro de miel, y ve a él. Él te dirá lo que le ha de
suceder al niño.
La miel es una sustancia dulce, fabricada por las abejas que transforman el néctar de las flores, frutos
y la guardan en un panal, vea (Jueces 14:8). Era un alimento preciado que sustituía al azúcar, vea
(Génesis 43:11), esta se comía del panal o se extraía almacenándola en vasijas. Veamos una de sus
representaciones.
a. La miel simboliza la revelación.
LBA 1 Samuel 14:27 Pero Jonatán no había oído cuando su padre puso al pueblo bajo juramento; por lo cual
extendió la punta de la vara que llevaba en su mano, la metió en un panal de miel y se llevó la mano a la
boca, y brillaron sus ojos.
Podemos deducir que la miel era el alimento básico del profeta llamado Juan el Bautista, vea
(Mateo 3:4-5). En la Biblia es notorio que cuando Jonathan comió miel se le abrieron los ojos. Dios
quiere llenar nuestros odres con la miel de su revelación, pero es necesario pagar un precio.
Algunos que pagaron ese precio por la revelación, fueron: José en Egipto, ver (Génesis 37:28), el
Apóstol Pablo, quien tenia un aguijón en su cuerpo, ver (2 Corintios12:7), el Profeta Daniel quien
fue cautivo en Babilonia, ver (Daniel. 1:17-19), el Apóstol Juan quien estuvo preso en la Isla de
Patmos, vea (Apocalipsis 1:9), etc. Analicemos un ejemplo y lo que nos enseña:
José.
Génesis 37:9-10 Tuvo aún otro sueño, y lo contó a sus hermanos, diciendo: He aquí, he tenido aún otro
sueño; y he aquí, el sol, la luna y once estrellas se inclinaban ante mí. Y él lo contó a su padre y a sus
hermanos; y su padre lo reprendió, y le dijo: ¿Qué es este sueño que has tenido? ¿Acaso yo, tu madre y tus
hermanos vendremos a inclinarnos hasta el suelo ante ti?
A él le fue revelado que iba a ser señor de sus hermanos, por lo que fue victima de un plan para
asesinarlo, este no se llevó a cabo y posteriormente fue vendido como esclavo. Él vivió una
situación espantosa en Egipto, pero finalmente por causa de otra revelación que Dios le dio, llegó
a ser un salvador y sustentador de su pueblo y de Egipto, vea (Génesis. 41:14-16).
Cuando Dios nos ha revelado lo que seremos debemos esperar que se cumpla, aunque nuestros
propios hermanos se opongan y las situaciones sean adversas para nuestra vida. Debemos
anhelar ser llenos de la miel de la revelación, porque cuando la obtengamos, nuestros dichos
serán como panal de miel; dulces al alma y saludables a los huesos, vea (Proverbios16:24).

4. VASIJA LLENA DE ACEITE.
LBA 1 Reyes 17:16 La harina de la tinaja no se acabó ni se agotó el aceite de la vasija, conforme a la palabra que
el SEÑOR había hablado por medio de Elías.
El aceite era un artículo costoso y muy útil que tenia diferentes usos; era un alimento, vea (2
Crónicas 2:10), una sustancia para ungir sacerdotes y reyes, vea (Levíticos 8:12) un liquido utilizado
en los sacrificios, ver (Levíticos. 2:1-16), un elemento de la Santa Unción, ver (Éxodo 29:7; 30:24-25),
un cosmético, ver (Salmos 23:5; 104:15), un combustible, ver (Éxodo 27.20), el aceite es un tipo del
Espíritu Santo y de la unción de Dios, etc pero aparte de lo mencionado, veamos la siguiente
comparación.
a. En la casa del sabio, hay tesoro preciado y aceite.
LBA Proverbios 21:20 Tesoro precioso y aceite hay en la casa del sabio, pero el necio todo lo disipa.
La biblia asocia la prosperidad y el aceite, porque Dios ofreció bendecir a su pueblo con una
provisión de aceite multiplicado. El aceite era símbolo de prosperidad porque se utilizaba para
describir la abundancia que existía en alguna región o país, ver (Deuteronomio 8:6-7). La
prosperidad no es necesariamente tener riquezas materiales, sino que nuestras necesidades
estén suplidas, ver (Proverbios 30:7-9). Veamos una razón por lo que debemos anhelar ser
vasijas llenas de aceite:
b. El aceite se utiliza para pagar deudas.
LBA 2 Reyes 4:7 Entonces ella fue y se lo contó al hombre de Dios. Y él le dijo: Ve, vende el aceite y paga tu
deuda, y tú y tus hijos podéis vivir de lo que quede.
Una viuda pudo pagar todas sus deudas, con solo contar con una vasija llena de aceite y acatar la
dirección de Dios a través de sus ministros. Algunas veces los hijos de Dios experimentamos
escases y nuestra fe es probada, porque cuando tenemos de sobra no nos es tan difícil dar. Hay
tiempos en que quisiéramos servir a Dios con nuestros bienes, pero nuestra condición económica
nos detiene.
Sin embargo, la Biblia nos enseña que una vasija llena de aceite, puede llenar otras
abundantemente, lea (2 Reyes 4:2-36). Tener aceite en nuestras vasijas es poder bendecir a otros
aunque no tengamos mucho, porque nuestra confianza estará puesta en la provisión sobrenatural
de Dios, que bendecirá nuestras vidas y la de nuestros semejantes.

5. VASIJAS LLENAS DE ESCRITOS Y ESCRITURAS DE PROPIEDAD.
VMP Jeremías 32:14 Así dice Jehová de los Ejércitos, el Dios de Israel: Toma estas escrituras, a saber, esta
escritura de propiedad sellada, y esta otra escritura abierta, y las pondrás en una vasija de barro, para que se
conserve muchos días.
En el proceso de compra y venta se utilizaban escrituras y copias selladas, para garantizar la
legitimidad de las transacciones comerciales, las copias eran puestas en vasijas de barro para que se
conservaran por largo tiempo.
Las vasijas eran un tipo de envase donde se han encontrado documentos antiguos de índole histórica,
comercial y religiosa, ésta última se relaciona con las sagradas Escrituras, como por ejemplo en el sur
de Egipto y en las cuevas de Qumran fueron encontrados documentos sagrados dentro de vasijas de
arcilla. Veamos otro aspecto de lo que representan estas vasijas de barro y su contenido:
a. Conservar vivas las promesas de Dios en nuestros corazones.
NVI Jeremías 32:44 En la tierra de Benjamín y en los alrededores de Jerusalén, en las ciudades de Judá, de
la región montañosa, de la llanura, y del Néguev, se comprarán campos por dinero, se firmarán escrituras, y
se sellarán ante testigos afirma el Señor, porque yo cambiaré su suerte."
El pueblo de Israel fue llevado cautivo a Babilonia por su desobediencia, sin embargo, Dios
estableció proféticamente que un día los regresaría a su tierra donde adquirirían heredades.
Basados en lo expuesto, podemos concluir con lo siguiente; ser una vasija llena de escritos y
escrituras de propiedad, significa por lo menos dos cosas 1. Guardar la palabra de Dios en
nuestros corazones y 2. Atesorar y confiar en que las promesas que Dios nos ha dado, se
cumplirán en nuestra vida. Por medio de esa llenura podremos vivir y servir a Dios confiadamente.
uestra meta es llegar a ser vasijas perfectas, fuertes y hermosas para gloria del alfarero. Si aun no
hemos alcanzado esa estatura, no debemos frustrarnos sino entendamos que Dios sigue
moldeándonos. Es bueno saber que a pesar de nuestras imperfecciones Él señor en su misericordia
nos utiliza, pero no debemos conformarnos con eso, sino creer que Él que empezó la buena obra la
terminará.
Que Dios te bendiga Graias por leer este Tema compartelo con tus amigos!!

Reacciones: